928 780 585 secretaria@centrodermatologicovaleron.com

Cirugía de Parpados (Blefaroplastia)

Cirugía del párpado.

La blefaroplastia, es una operación en la que eliminamos el exceso de piel y tejido graso de los parpados.

La blefaroplastia es minimamente invasiva, que se realiza con anestesia local. La extensión de la intervención dependerá de las condiciones del paciente y de los cambios que usted desee. La localización exacta de las incisiones será determinada en la visita preoperatoria y comentada en detalle con usted por nuestro cirujano oftalmologo.

Antes de la intervención:

Después de examinar su caso en particular, nuestro cirujano oftalmólogo tendrá en cuenta diversas variables como la edad, condición de la piel, estado ocular y otras consideraciones físicas y médicas. Es importante de la misma manera considerar problemas que dificulten la visión o afecten a la función de las lágrimas antes de proceder a la cirugía.

Durante su visita inicial detalles específicos de su caso como la técnica quirúrgica a emplear, la anestesia y como se realizará la operación le serán comentados por su médico.

Miles de blefaroplastias son realizadas de manera exitosa cada año. En cualquier caso, usted debe ser advertido de los riesgos potenciales de la cirugía y de las complicaciones específicas asociadas a la blefaroplastia. Complicaciones postoperatorias como infecciones o coágulos de sangre son raras, la suspensión de aspirina o productos que la contengan dos semanas antes de la cirugía lo evitan. El riesgo de complicaciones puede ser disminuido gracias al buen seguimiento durante el postoperatorio por nuestro equipo asistencial.

Recomendaciones postoperatorias

Si se presenta dolor moderado es fácilmente controlado con medicación. La piel del párpado, al ser la más delgada de todo el cuerpo, tiende a hincharse rápidamente y a cambiar de coloración rápidamente después de la cirugía. Usted recibirá la recomendación de mantener la cabeza ligeramente elevada y aplicar hielo en la zona para reducir la hinchazón y el sangrado si lo hubiera. Los hematomas si aparecieran suelen desaparecer de 10 a 12 días después de la intervención, y poco después usted empezará a comprobar los resultados de la cirugía.